Regulación legal:

  • ET art.34.8 redacc RDL 5/2023;
  • Dir (UE) 2019/1158 art.9).

Concepto

Derecho a solicitar la adaptación de la duración y distribución  de la jornada de trabajo , en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral; Su finalidad es potenciar el derecho a la conciliación, corrigiendo desigualdades y fomentando la corresponsabilidad. Su interpretación debe hacerse atendiendo a la perspectiva de género y perspectiva de infancia, no correspondiendo a la empresa decidir si es el padre o la madre quien tiene que cuidar del menor, ni mucho menos investigar cuáles son las circunstancias laborales de la madre, porque el derecho es de cada trabajador individualmente considerado, sin distinción de sexo (TSJ Madrid 16-11-22, EDJ 755512).

Requisitos

Las adaptaciones deben ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa

Beneficios

En caso de tener hijos, las personas trabajadoras tienen derecho a efectuar dicha solicitud hasta que los hijos cumplan 12 años. Personas trabajadoras que tengan necesidades de cuidado respecto de hijos mayores de 12 años, del cónyuge o pareja de hecho, o de familiares por consanguinidad hasta el segundo grado, o de otras personas dependientes que convivan en el mismo domicilio, y que por razones de edad, accidente o enfermedad no puedan valerse por sí mismas.

Negociación

Los términos del ejercicio de este derecho con criterios no discriminatorios han de regularse por la negociación colectiva. En defecto de convenio:

– la empresa tiene el deber de negociar  con la persona trabajadora durante un periodo máximo de 15 días.

– Si finalizada la negociación, no concurre oposición motivada expresa se presume su concesión.

Resolución

La aceptación de la petición debe formalizarse por escrito y comunicarse al interesado. La empresa puede aceptar la petición del interesado; denegarla o plantear una propuesta alternativa. Si la empresa plantea una propuesta alternativa o deniega la petición, debe motivarlo en razones objetivas.

Procedimiento judicial

Las discrepancias entre la empresa y la persona solicitante se resuelven conforme al procedimiento para el ejercicio de los derechos de conciliación. Ha de valorarse la cuestión en términos de razonabilidad y proporcionalidad. La carga de la prueba  se distribuye entre el trabajador, que debe probar las circunstancias familiares en las que fundamenta su petición; la empresa, que debe acreditar las causas organizativas y las circunstancias vinculadas con su funcionamiento que le impiden aceptarla.

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre