El TSJ Cantabria considera que a falta de regulación legal y convencional respecto a cómo debe computarse el periodo de prueba fijado en días, debe acudirse a la normativa civil supletoria conforme a la cual en el cómputo de los plazos no se excluyen los días inhábiles. Por ello, si el convenio colectivo establece un periodo de prueba de 30 días, sin distinción alguna, el plazo debe computarse por días naturales.

Periodo de prueba fijado en días

El 16-3-2023, la empresa comunica a la trabajadora la finalización del contrato, suscrito el 6-2-2023, por no superar el período de prueba establecido en el contrato de trabajo en 30 días de trabajo efectivo, de conformidad con lo dispuesto en el ET y en el convenio colectivo aplicable.

La trabajadora presenta demanda de despido denunciando que la extinción del contrato se ha producido fuera del periodo de prueba pues ya han transcurrido 39 días naturales desde la celebración del contrato.

Frente a la declaración de improcedencia del despido en instancia, la empresa recurre en suplicación. Sostiene que, al estar fijado en el contrato de trabajo el periodo de prueba en 30 días de trabajo efectivo, deben considerarse únicamente los días trabajados, que ascienden a 28 días.

La cuestión que se plantea consiste, por lo tanto, en determinar cómo debe computarse el período de prueba establecido en 30 días de trabajo efectivo: en días laborales o en días naturales.

El TSJ Cantabria señala que la cuestión no es pacífica y que pueden encontrarse pronunciamientos judiciales en ambos sentidos. Pero, a su juicio, la interpretación más adecuada es la contenida en la sentencia de instancia.

Considera que, a falta de regulación legal y convencional respecto a cómo debe computarse el plazo fijado en días, debe acudirse a la normativa civil supletoria (CC art.5.2) conforme a la cual en el cómputo civil de los plazos no se excluyen los días inhábiles.

Por ello, partiendo de la remisión que el art.14 ET efectúa al convenio colectivo y teniendo en cuenta que este establece un periodo de prueba de 30 días, sin distinción alguna, el cómputo debe realizarse por días naturales .

Por ello, desestima el recurso de suplicación y confirma la sentencia de instancia declarando la improcedencia del despido.

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre