El TSJ Madrid declara que, en caso de prestación de servicios mediante teletrabajo, el juzgado de lo social territorialmente competente para conocer de los litigios que surjan es: si una parte del trabajo se realiza de forma presencial, el del lugar donde se realice este último; y si la totalidad de la prestación es de teletrabajo, habremos de acudir a lo previsto en el contrato suscrito entre las partes.

Competencia territorial en caso de teletrabajo

La cuestión consiste en determinar cuál es el juzgado de lo social territorialmente competente para conocer de una demanda de despido formulada por un trabajador que presta servicios a distancia desde Madrid aunque, según su contrato, está adscrito al centro de trabajo de Tudela (Navarra).

Tanto en instancia como en suplicación se resuelve a favor de la competencia de los juzgados de Tudela señalando que:

1.La Ley de Trabajo a Distancia (L 10/2021) es una norma especial que establece el lugar que debemos considerar como de prestación de servicios en caso de trabajo a distancia y que es de aplicación preferente respecto a lo establecido con carácter general para el trabajo ordinario o presencial en la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS art.10).

2.La voluntad del legislador ha sido que en los supuestos de teletrabajo (trabajo a distancia mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación) se considere que el trabajo se presta (L 10/2021 art.7.e y disp.adic.3ª):

– desde el punto de vista legal: en aquel centro físico donde se realice parte de la jornada;

– de cara a la Autoridad Laboral: en el lugar que conste en el contrato suscrito entre las partes o en el lugar en que se preste físicamente el servicio presencial.

Se debe tener en cuenta la obligación legal de formalizar por escrito el acuerdo de trabajo a distancia, siendo uno de sus contenidos mínimos obligatorios el centro de trabajo de la empresa al que queda adscrita la persona trabajadora a distancia y donde, en su caso, debe desarrollar la parte de la jornada de trabajo presencial (L 10/2021 art. 7.e; disp.final 3.1).

3. Por tanto, en aquellos supuestos en las que la relación entre las partes sea de prestación de teletrabajo, y una parte del mismo se realice de forma presencial, el lugar donde se realice este último determina la competencia territorial del órgano jurisdiccional competente; y en los casos en que la totalidad de la prestación sea de teletrabajo, habremos de acudir a lo previsto en el contrato suscrito entre las partes. En el caso analizado, por su contrato de trabajo, el teletrabajador está adscrito al centro de Tudela en Navarra.

Reitera doctrina mayoritaria de otros TSJ (TSJ Burgos 21-4-23, EDJ 573744; TSJ Cataluña 2-2-23, EDJ 528584).

En sentido contrario, se ha declarado la competencia del juzgado del lugar de prestación de servicios o el del domicilio del demandado, a elección del demandante, aplicando la norma general -LRJS art.10- en lugar de la norma especial -L 10/2021 disp.adic.3ª-, entendiendo que los órganos jurisdiccionales no tienen la consideración de Autoridad laboral y por tanto no cabe aplicarles esta norma especial de atribución de competencia (TSJ Madrid 15-12-23, EDJ 793068).

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre