La DGT ha realizado un cambio de criterio en relación la deducibilidad de las cuotas soportadas por suministros respecto a un inmueble qu se utiliza tanto como vivienda habitual como para el desarrollo de actividades económicas.

Afectación de actividad profesional o empresarial

Una persona física que ejerce una actividad empresarial, tiene afecta parte de su vivienda a dicha actividad. A efectos de la deducción de la cuota del IVA soportado por los suministros, con carácter general, no se permite la deducción por empresarios o profesionales de las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones de bienes o servicios no afectos, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional. Este sería el caso al preverse la utilización simultánea del inmueble para satisfacer necesidades destinadas a vivienda, dado que está parcialmente afecta a una actividad profesional.

No obstante, recientemente el TEAC 19-7-23, EDD 2023/15050 ha concluido lo contrario, basándose en la normativa europea: por un lado, se recoge que en la medida en que los bienes y servicios son utilizados para satisfacer las necesidades de sus operaciones gravadas, pueden ser deducidas (Dir 2006/112/CE art.168); y por otro lado, en el caso concreto de las cuotas soportadas en relación con un bien inmueble que forme parte del patrimonio empresarial y que está afecto de forma parcial a la actividad económica, se admite dicha deducción de manera proporcional a la utilización del inmueble a la actividad empresarial(Dir 2006/112/CE art.168 bis).

Teniendo en cuenta lo anterior y, dada la primacía del Derecho de la UE, el TEAC concluye que es posible la deducción de las cuotas soportadas por suministros a inmuebles que, formando parte del patrimonio de la empresa, se utilizan tanto para actividades empresariales como para uso privado, de manera proporcional a la utilización a efectos de la actividad de la empresa, ajustándose la doctrina de la DGT a este criterio.

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebre ADN