Contexto de la Relación Laboral Especial de Representantes de Comercio

La relación laboral especial entre una empresa y un trabajador, regulada por el RD 1438/1985, incluye la extinción del contrato por incumplimiento de objetivos de venta. En abril de 2020, esta situación condujo a la extinción del contrato de un representante de comercio.

Demanda de Despido y Decisión Inicial

El trabajador presenta demanda de despido. En la instancia se declara improcedente, condenando a la empresa a la readmisión o, en su caso, al abono de la indemnización. En suplicación se modifica la correspondiente indemnización, ya que el TSJ entiende esta que debe calcularse aplicando la cuantía del SMI y no el salario medio del trabajador durante el tiempo en que prestó servicios para la empresa.

Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina

El trabajador recurrió en casación buscando la unificación de doctrina, planteando si las normas del SMI se aplican a la relación laboral especial de los representantes de comercio, especialmente en el cálculo de la indemnización por despido improcedente.

Análisis del Tribunal Supremo sobre el SMI y los Representantes de Comercio

Para resolver la cuestión, el TS parte de recordar que la Const art.35.1 reconoce el derecho a una «remuneración suficiente». Asimismo, señala que el ET art.27, regula el SMI, cuya cuantía, establecida anualmente mediante real decreto, se aplica para cualesquiera actividades en la agricultura, en la industria y en los servicios. Por otra parte, el RDL 3/2004, para la racionalización de la regulación del salario mínimo interprofesional y para el incremento de su cuantía, establece que el SMI actúa como garantía salarial mínima de los trabajadores por cuenta ajena y lo vincula de forma expresa con las relaciones laborales de carácter especial (RDL 3/2004 art.1.2.a).

Conclusión del Tribunal Supremo sobre la Aplicación del SMI

Respecto de su aplicación a la relación especial de representantes de comercio, su regulación (RD 1438/1985 art.12 4), establece que a este colectivo se le aplican los derechos y deberes laborales básicos reconocidos en el ET. En consecuencia, deben aplicarse los derechos reconocidos en el ET art.4 y 5 y, entre ellos, el derecho a la percepción puntual de la remuneración pactada o, en su caso, la legalmente establecida. Esta última es la fijada por los reales decretos anuales de SMI, por lo que esta remisión, concluye el TS, ha de suponer obligatoriamente el respeto a la cuantía del SMI.

Resultado Final del Recurso

Finalmente, el TS desestimó el recurso para la unificación de doctrina, confirmando la sentencia que aplicaba el SMI en el cálculo de la indemnización por despido improcedente del representante de comercio.

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre