El Pleno del TS estima el recurso interpuesto por el Ministerio Fiscal y deniega el derecho de una madre de familia monoparental a ampliar su permiso por nacimiento y cuidado del menor en la duración del permiso que hubiera correspondido al otro progenitor. La sentencia contiene un voto particular.

Acumulación de prestaciones

Una trabajadora que constituye una familia monoparental por el nacimiento de su hija, solicita acumular a la prestación por nacimiento y cuidado de menor, la que le hubiera correspondido al otro progenitor en caso de familia biparental. El INSS deniega la solicitud y la trabajadora presenta demanda que es estimada en segunda instancia por el TSJ País Vasco declarando su derecho a acumular 8 semanas adicionales.

El Ministerio Fiscal recurre en casación para la unificación de doctrina planteando la cuestión relativa a determinar si en una familia monoparental, la única progenitora que ya disfrutó de la prestación por nacimiento y cuidado del menor, tiene derecho, además, a la prestación que le hubiera correspondido al otro progenitor de haber existido.

Dada la trascendencia de la cuestión planteada, el TS resuelve en Pleno. Considera que confirmar la sentencia recurrida implicaría varias consecuencias que interferirían sensiblemente en el orden normativo:

 1. Supondría crear una prestación contributiva nueva en favor de los progenitores de familias monoparentales, que quedaría estrictamente limitada a duplicar la duración de la misma sin modificar los requisitos de carencia o el régimen jurídico de su propia concesión o subsistencia, alterando la configuración diseñada por el legislador.

2. Sería necesario modificar el régimen jurídico de la suspensión contractualpor nacimiento y cuidado de hijo (ET art.48.4), lo que afectaría al otro sujeto de la relación contractual -el empleador- que estaría obligado a soportar una duración mayor de la suspensión del contrato, afectando a sus previsiones de sustitución o de reorganización de la empresa, sin eximirle del cumplimiento de las obligaciones de cotización.

Una intervención de este tipo no corresponde a los jueces y tribunales cuya función es la aplicación e interpretación de la norma pero no la creación del derecho, mucho menos si puede afectar potencialmente a la economía del sistema contributivo de protección social. Esta función corresponde al legislador y, sin embargo, el Parlamento no ha aprobado una proposición de ley orientada a ampliar el permiso a 32 semanas en caso de familias monoparentales y el Senado ha desestimado una enmienda en este sentido.

Además, la regulación vigente de la protección por nacimiento y cuidado del menor en este tipo de familias ni resulta contraria al principio de igualdad, ni contraviene ningún principio constitucional, sin perjuicio de que pudiera ser deseable que fuera mayor o más intensa. Tampoco existe ningún precepto del derecho de la UE o internacional aplicables en España que obliguen a establecer un concreto nivel de protección a las familias monoparentales. Tampoco resulta determinante para la resolución del caso una interpretación teniendo en cuenta el interés del menor ni con perspectiva de género.

Por ello, el TS estima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Ministerio Fiscal. La sentencia contiene un voto particular.

 

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre