El 20-8-2020 entraron en vigor nuevas normas sobre los tiempos de conducción y descanso establecidas por la UE en el transporte por carretera. Las modificaciones afectan, entre otras cuestiones, al descanso semanal, instalaciones de descanso y pausas en la conducción en equipo.

Modificaciones de la UE sobre tiempos de conducción

El Rgto (UE) 2020/1054, vigente con carácter general a partir del 20-8-2020, modifica el Rgto CE/561/2006 para introducir nuevas medidas relacionadas con los tiempos de conducción y descanso en el transporte por carretera. Las principales novedades afectan a los siguientes aspectos:

  1. Se incluye un nuevo supuesto que permite superar el tiempo máximo de conducción diario y semanal. Se suma así a la excepción establecida para garantizar la seguridad de las personas, del vehículo o de su carga, la prevista para llegar al centro de operaciones del empresario o al lugar de residencia del conductor con el fin de disfrutar del período de descanso semanal. En este nuevo supuesto, el exceso de tiempo de conducción no puede superar 1 hora o 2 horas cuando se tome una pausa ininterrumpida de 30 minutos inmediatamente antes de la conducción adicional.
  2. Se flexibilizan los períodos de descanso para los conductores que pasan sus períodos de descanso semanal reducido durante el período de referencia fuera de los Estados miembros de la empresa y fuera del país del lugar de residencia del conductor. Así, el conductor que se dedique al transporte internacional de mercancías puede tomar dos períodos de descanso semanal reducidos consecutivos fuera del Estado miembro de establecimiento, siempre que, en cada 4 semanas consecutivas, tome como mínimo 4 períodos de descanso semanal, de los cuales al menos dos deberán ser períodos de descanso semanal normales (art.8.6). Cuando se hayan tomado dos períodos de descanso semanal reducidos consecutivos, el período de descanso semanal siguiente debe ir precedido de un período de descanso tomado como compensación de esos dos períodos de descanso semanal reducidos.
  3. Se permite realizar la pausa de 45 minutos por cada 4 horas y media de conducción en un vehículo conducido por otro conductor siempre que no asista a este último.
  4. El descanso semanal normal y cualquier período de descanso semanal de más de 45 horas que se tome como compensación de períodos de descanso semanal reducidos previos, deben tomarse en un alojamiento apropiado y adaptado para ambos sexos que disponga de instalaciones para dormir y sanitarias adecuadas. Todos los gastos de alojamiento fuera del vehículo deben correr a cargo del empresario.
  5. En relación con las empresas de transporte se establecen las siguientes medidas:
  • re prohíbe remunerar o conceder primas o aumentos de sueldo a los conductores por las distancias recorridas, la rapidez de la entrega y/o el volumen de mercancías transportadas si ello lleva al conductor a cometer infracciones respecto a los tiempos de conducción y descanso o respecto a la seguridad vial.
  • deben organizar el trabajo de los conductores de tal manera que, en cada período de 4 semanas consecutivas, estos puedan regresar al centro de operaciones en el que normalmente tiene su base el conductor y en el que empieza su período de descanso semanal, en el Estado miembro de establecimiento del empresario, o regresar al lugar de residencia, para disfrutar al menos de un período de descanso semanal normal o de un período de descanso semanal de más de 45 horas tomado como compensación de un período de descanso semanal reducido.

No obstante, cuando el conductor haya tomado dos períodos consecutivos de descanso semanal reducido, la empresa de transporte organizará el trabajo del conductor de tal modo que este pueda regresar antes del inicio del período de descanso semanal normal de más de 45 horas que tome como compensación.

El Rgto (UE) 2020/1054 modifica también varios artículos del Rgto UE/165/2014 relativo a los tacógrafos en el transporte por carretera.

Nota: A partir del 1-7-2026, el Rgto CE/561/2006 será también de aplicación al transporte de mercancías en operaciones de transporte internacional o en operaciones de cabotaje, cuando la masa máxima autorizada de los vehículos sea superior a 2,5 toneladas.