Accidente de trabajo con culpabilidad del trabajador accidentado (LGSS art.156.4.b, 5.a)

  • La actuación del trabajador puede incidir en que tenga lugar el accidente que le produzca la lesión;
  • la simple imprudencia de la víctima no rompe el nexo causal, no impide su calificación como de trabajo;
  • no se califican como AT los debidos a imprudencia temeraria del trabajador accidentado; y a dolo del trabajador

Dolo:

  • Supone una voluntaria y consciente asunción del resultado producido por el accidente, con el propósito de obtener un beneficio.
  • Se han calificado como conductas dolosas: la autolesión, el suicidio y, en algún supuesto, las riñas cuando impliquen agresión mutua, no así cuando se trate de agresión de un tercero

Imprudencia temeraria:

  • Es el desprecio del instinto de conservación y patente menosprecio del riesgo (TSJ Cataluña 3-5-11, EDJ 129378); una falta de las más rudimentarias normas de criterio individual, una temeraria provocación o asunción de un riesgo innecesario, una imprudencia de tal gravedad que notoriamente revele la ausencia de la más elemental precaución (TSJ Asturias 16-10-18, EDJ 623913; TSJ Galicia 3-5-21, EDJ 597390).
  • Rompe el nexo causal y no se puede calificar el accidente como de trabajo.

Imprudencia profesional:

  • Es la derivada del ejercicio habitual de un trabajo o profesión y de la confianza que este inspira al accidentado, debido a una disminución del control consciente de su actuar, sustituido por un automatismo inconsciente (TSJ Sevilla 14-4-11, EDJ 101050; TSJ Málaga 11-7-18, EDJ 610587).
  • Es exceso de confianza en la ejecución del trabajo y no tiene entidad suficiente para excluir totalmente o alterar la imputación de la infracción a la empresa, no viéndose afectada la calificación de laboralidad del accidente (TSJ Cataluña 12-9-18, EDJ 611934; TSJ Aragón 13-5-11, EDJ 124866).

Supuestos concretos

Suicidio

  • Se define el suicidio como muerte causada consciente y voluntariamente por el propio asegurado. Por lo que, al no tratarse, en principio, de una lesión sufrida con ocasión o por consecuencia del trabajo, sino debida a la única voluntad del fallecido, se rompe el nexo causal con el trabajo exigible en todo accidente de trabajo (TSJ País Vasco 11-9-01, EDJ 51875; TSJ Cataluña 21-1-03, EDJ 6112).
  • Se considera accidente laboral cuando queda probado que la situación emocional determinante de esta decisión se encuentra directamente relacionada con las condiciones laborales del trabajador, que adopta tan drástica medida fruto de la angustia y tensión que su vida laboral le produce (TSJ Cataluña 3-10-02, EDJ 58905); y si la patología base tiene como causa el trabajo, aunque el suicidio se produzca cuando el trabajador lleva algo más de 2 meses en incapacidad temporal, no se rompe el nexo, pues el condicionante era la dolencia padecida (TSJ Madrid 31-3-08, EDJ 69827).
  • Corresponde al interesado la carga de probar que, efectivamente, el trabajo es la causa exclusiva del fallecimiento (TSJ Granada 10-1-19, EDJ 565991).

Drogas 

Respecto a la influencia de la tasa de alcoholemia en la calificación de la imprudencia, ha de acreditarse una relación directa entre el accidente y el estado de intoxicación etílica (TSJ Baleares 18-3-15, EDJ 57989). Depende de cada supuesto (TSJ Valladolid 17-12-20, EDJ 822627), y puede ser:

  • Temeraria: con un grado de alcoholemia de 1,8 g/l si debe manipular un camión grúa (TS 31-3-99, EDJ 6104); o el accidente sufrido por el conductor de un camión después de haber ingerido sustancias tóxicas (TSJ Castilla-La Mancha 2-10-06, EDJ 337459);
  • Profesional: con un grado de alcoholemia de 1,99 g/l, realizando labores de riesgo de caída, por lo que se califica el accidente de laboral (TSJ País Vasco 22-2-00, EDJ 27842); o cuando no se demuestra que el accidente se debió a su embriaguez (TSJ País Vasco 24-2-04, EDJ 29616; TSJ Galicia 5-10-11, EDJ 239894); aunque se haya detectado en sangre restos de cocaína y benzodiazepinas (TSJ C.Valenciana 10-1-12, EDJ 75797); o se haya consumido cannabis horas antes del accidente de tráfico (TSJ C.Valenciana 2-5-06, EDJ 305069).

Normas de circulación 

  • Respecto a la transgresión de normas de circulación en los accidentes in itinere, se han venido calificando como accidente de trabajo la imprudencia simple con infracción de reglamentos, como por ejemplo: el sufrido al saltarse una señal de stop (TSJ Cataluña 1-3-01, EDJ 6206); con exceso de velocidad (TS 13-3-08, EDJ 82905); o habiendo invadido el carril contrario (TSJ C.Valenciana 10-1-12, EDJ 75797).
  • En el ámbito laboral, la simple infracción de las normas reguladoras del tráfico no implica, por sí sola, la aparición de una conducta imprudente calificada de temeraria, debiendo analizarse las circunstancias de cada caso concreto. Para que concurra la imprudencia temeraria, es preciso que se observe una conducta que asuma riesgos manifiestos innecesarios y especialmente graves, ajenos a la conducta usual de las gentes (TSJ Sevilla 24-6-21, EDJ 665976).

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre