Con carácter general

  • Es responsable de la protección del trabajador en materia de prevención de riesgos, así como del recargo de prestaciones de Seguridad Social cuando:

– el accidente de trabajo o enfermedad profesional se produzca en su centro de trabajo;

– durante la vigencia del contrato de puesta a disposición, y ;

– traigan su causa de falta de medidas de prevención de riesgos laborales.

  • Son nulos y no producen efecto alguno los pactos que tengan por objeto la elusión en fraude de ley de estas responsabilidades.
  • Los trabajadores puestos a disposición por la ETT deben ser incluidos en su plan de igualdad

Antes de la incorporación al trabajo

  • Recabar la información necesaria de la ETT para asegurarse de que el trabajador puesto a su disposición reúne las siguientes condiciones:

– ha sido considerado apto, a través de un adecuado reconocimiento de su estado de salud;

– posee las cualificaciones y capacidades requeridas para el desempeño de las tareas que se le encomienden;

– cuenta con la formación necesaria en relación con la prevención de los riesgos a los que puede estar expuesto;

– ha recibido las informaciones relativas a las características propias del puesto de trabajo y de las tareas a desarrollar, a las cualificaciones y aptitudes requeridas y a los resultados de la evaluación de riesgos;

  • Informar al trabajador:

– de los riesgos existentes para su salud y seguridad, tanto de aquellos que concurran de manera general en la empresa como de los específicos del puesto de trabajo y tareas a desarrollar;

– de las correspondientes medidas y actividades de prevención y protección, en especial, en lo relativo a las posibles situaciones de emergencia.

  • Informar de la incorporación de todo trabajador puesto a disposición por una ETT, especificando el puesto de trabajo a desarrollar, sus riesgos y medidas preventivas y la información y formación recibidas por el trabajador, a:

– los delegados de prevención o, en su defecto, a los representantes legales de sus trabajadores;

– el servicio de prevención de la empresa o, en su caso, a los trabajadores designados para el desarrollo de las actividades preventivas.

Después de la incorporación al trabajo

  • Asegurar el mismo nivel de protección de su salud y seguridad que a los restantes trabajadores de la empresa.
  • Informar a la ETT, a fin de que pueda cumplir sus obligaciones de vigilancia periódica de la salud de los trabajadores puestos a disposición, de los resultados de toda evaluación de los riesgos a que estén expuestos dichos trabajadores, con la periodicidad requerida.
  • Incluir a los trabajadores cedidos en el registro diario de la jornada y conservar los registros durante 4 años. Igualmente, ha de aportarlos a la ETT para que esta pueda cumplir con sus obligaciones salariales y de Seguridad Social.

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre