Con el objeto de hacer frente al impacto del COVID-19, el SEPE ha introducido medidas en materia de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral, para la iniciativa de formación programada por las empresas.

Durante 2021 se permite que la modalidad presencial o la parte presencial de la modalidad mixta o de teleformación de las acciones formativas se impartan en su totalidad mediante aula virtual o utilizando un sistema de impartición bimodal de forma que una parte de los participantes pueda estar en un aula y simultáneamente otra parte lo pueda hacer en otras, mediante aula virtual de forma simultánea. Esta medida resulta de aplicación a:

  • acciones formativas que se financien en la iniciativa de formación programada por las empresas, con cargo al crédito disponible para el ejercicio 2021;
  • permisos individuales de formación que soliciten los trabajadores durante el ejercicio 2021;
  • Los programas de formación de ámbito territorial exclusivo de Ceuta y de Melilla, dirigidos prioritariamente a las personas ocupadas los programas de formación financiados al amparo de la SPEE Resol 10-12-2019.

No se permite la impartición mediante aula virtual a los contenidos presenciales del certificado de profesionalidad que requieran la utilización de espacios, instalaciones y/o equipamientos para la adquisición de destrezas prácticas. Estos contenidos se deben impartir dentro del plazo de ejecución de la acción formativa.

Aula virtual

Se considera aula virtual al entorno de aprendizaje donde el tutor-formador y alumnado interactúan, de forma concurrente y en tiempo real, a través de un sistema de comunicación telemático de carácter síncrono que permita llevar a cabo un proceso de intercambio de conocimientos. El aula virtual debe cumplir los siguientes requisitos:

  • debe garantizar la transmisión de conocimientos y el desarrollo de los objetivos y contenidos previstos en las acciones o grupos formativos;
  • debe garantizar una conectividad sincronizada entre las personas formadoras y el alumnado participante así como bidireccionalidad en las comunicaciones;
  • debe contar con un registro de conexiones en que se identifiquen las personas participantes en el aula, así como sus fechas y tiempos de conexión. Cuando ello no sea posible, la participación se puede constatar mediante declaración responsable de la persona participante;
  • debe permitir la conexión durante el tiempo de celebración del aula por parte de los órganos de control, a efectos de las actuaciones de seguimiento y control que procedan.

En todo caso, las pruebas presenciales de la evaluación final de cada módulo formativo se realizarán dentro del plazo de ejecución de la acción formativa.

Comunicaciones con el SEPE

Las relaciones de los interesados con el SEPE y con la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, deben realizarse electrónicamente. Las notificaciones a los interesados, por su parte, se realizarán mediante el sistema de notificaciones electrónicas de la sede del Servicio Público de Empleo Estatal

Las comunicaciones de inicio de la formación y la información relativa a cada acción formativa y grupo formativo puede realizarse hasta dos días antes de la fecha de comienzo de cada grupo. Por su parte, los cambios de horario, de fecha de ejecución, o de localidad debe ser comunicada, en todo caso, con un día de antelación al de la fecha prevista para su comienzo.

La falta de comunicación en estos plazos implica que el correspondiente grupo de formación se considere «no realizado» a efectos de aplicar la bonificación en las cotizaciones sociales, salvo que la falta de comunicación en plazo se deba a causas imprevisibles, debidamente justificadas y comunicadas en el momento en que se produzcan.