Salvo en el supuesto de junta universal, la convocatoria de la junta general debe realizarse conforme a las reglas generales de antelación y publicidad legalmente previstas, con la particularidad de que el anuncio de convocatoria, además de las menciones comunes, debe contener las dos siguientes:

  • Los extremos sometidos a modificación, con la debida claridad, teniendo en cuenta que no basta el término genérico de «modificación de estatutos» sin especificar los artículos objeto de la misma, pero sí es válida, en cambio, la expresión de la materia -p.e., cambio de domicilio, ampliación de capital, etc.- aunque no se especifiquen los correspondientes artículos de los estatutos (TS 16-6-72, EDJ 355).
  • El derecho de los socios a examinaren el domicilio social el texto íntegro de la propuesta de modificación y, en el caso de SA, el informe justificativo de la misma, así como pedir la entrega oel envío gratuito de dichos documentos.

Como regla general, la omisión, en el anuncio de convocatoria de la junta que ha de deliberar y decidir sobre una modificación de los estatutos, del derecho que corresponde a todos los socios de examinar en el domicilio social el texto íntegro de la modificación estatutaria propuesta y la entrega o el envío gratuito, implica que la convocatoria  sea defectuosa y que no pueda inscribirse la modificación (DGRN Resol 16-11-0217-4-0718-4-07; 26-5-13; 30-5-1328-10-1325-1-19DGSJFP Resol 3-12-20), y la nulidad del acuerdo de modificación estatutaria (AP Baleares 19-3-20, EDJ 561898), sin que sean válidas las referencias genéricas a «cualquier documentación» o al derecho específico de aprobación de las cuentas anuales -los documentos «que han de ser sometidos a la aprobación de la junta» (LSC art.272.2) (DGRN Resol 25-1-19).

 No obstante, conforme a la doctrina judicial y registral, el severo régimen formal de convocatoria de las juntas generales debe mitigarse cuando, por las circunstancias concurrentes, no sufran merma alguna los derechos individuales del socio (DGRN Resol 8-2-12; 29-11-12), lo cual exige analizar la situación de hecho de forma pormenorizada para determinar si los derechos individuales de los socios convocados a la junta han sido o no violentados.

En consecuencia, podrán conservarse aquellos acuerdos adoptados en una junta cuya convocatoria adolece de simples defectos no sustanciales, que no lesionan ningún interés legítimo. De esta manera, se facilita la fluidez del tráfico jurídico y se evita la reiteración de trámites y costes innecesarios que no proporcionan garantías adicionales.

Para valorar la escasa relevancia del defecto en la convocatoria, se han valorado, entre otras circunstancias, las siguientes:

– el hecho de que el derecho de información haya sido respetado en la convocatoria, si bien insuficientemente (DGRN Resol 24-10-13);

– que el contenido del derecho de información se haya reflejado con la debida claridad, aunque insuficientemente (TS 29-3-05; 20-9-06; DGRN Resol 23-4-12);

– la consideración de que la omisión de uno de los medios de hacerlo efectivo -concretamente, la posibilidad de solicitar el envío gratuito de los documentos- no implica per se una privación del mismo, pues el anuncio tiene un carácter meramente funcional al ser el derecho de información de atribución legal (TS 13-2-06; DGRN Resol 29-9-15); o

– la circunstancia de que el resultado, presumiblemente, no vaya a ser alterado en una nueva junta (DGRN Resol 24-10-13, entre otras).

Esta doctrina ha recibido el respaldo legal como resulta de las modificaciones introducidas en la LSC art.204.3 por la L 31/2014, conforme al cual no procede la impugnación de acuerdos sociales por «la infracción de requisitos meramente procedimentales establecidos por la Ley, los estatutos o los reglamentos de la junta y del consejo, para la convocatoria (…)» salvo que se refieran a la «forma y plazo» para llevarla a cabo. Previsión legal que se completa restringiendo la legitimación activa de modo que no podrá alegar defectos de forma en el proceso de adopción del acuerdo quien, habiendo tenido ocasión de denunciarlos en el momento oportuno, no lo hubiera hecho (LSC art.206.5) (DGRN Resol 25-10-18).

 

información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre