Actividades preventivas 2022 – SEES Resol 29-4-22, BOE 7-5-2022

Se ha publicado el plan general de actividades preventivas para el año 2022 en orden a organizar las actividades preventivas que deben desarrollar las MCSS durante el ejercicio y racionalizar el destino de sus recursos económicos, mediante el establecimiento de los criterios y prioridades que han de regir la ejecución de estas actividades.

Se ha publicado el plan general por el que se organizan las actividades preventivas de la SS que deben desarrollar las mutuas durante el año 2022, estableciendo los criterios y prioridades que han de regir su ejecución y que se orientarán, preferentemente, a realizar en las pequeñas empresas, así como en las empresas y sectores con mayor siniestralidad en el año 2021.

Las actividades y programas preventivos a desarrollar son las siguientes:

  1. Asesoramiento técnico a PYMES y empresas de sectores preferentes. Comprende la realización de visitas y otras actividades de asesoramiento técnico a las empresas asociadas en las que concurran las circunstancias siguientes:
  • Empresas de menos de 50 trabajadores cuya actividad se realice en las divisiones de actividad que se corresponden con las de mayor número de accidentes de trabajo graves y mortales producidos en el año 2021 (recogidas en el anexo 1). Además, en función de la evaluación de la pandemia provocada por el COVID-19, se llevarán a cabo actuaciones de asesoramiento para promover la implantación de las medidas preventivas establecidas por el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas.;
  • Empresas que en 2021 hayan tenido un índice de accidentalidad propio superior al del año 2020 o bien hayan presentado accidentes mortales o graves durante la jornada de trabajo;
  • Empresas que en 2021 hayan declarado enfermedades profesionales con baja (causadas por los agentes y en los sectores de actividad relacionados en el anexo 2).
  1. Asesoramiento a empresas o actividades concurrentes. Comprende el asesoramiento sobre la aplicación de los medios de coordinación existentes para la prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo en los que concurran trabajadores de dos o más empresas, incluidos contratistas y subcontratistas, o trabajadores autónomos alguna de cuyas empresas o alguno de cuyos trabajadores se encuentre asociada o adherido a la mutua.

Además, en función de la evaluación de la pandemia provocada por el COVID-19, se llevarán a cabo actuaciones de asesoramiento para promover la implantación de las medidas preventivas establecidas por el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas.

  1. Difusión del servicio de la Seguridad Social denominado «Prevención10.es».  Comprende la realización de jornadas entre las empresas asociadas de hasta 25 trabajadores y autónomos adheridos al objeto de informarles sobre las funcionalidades que ofrece este servicio que dispensa la acción protectora de la Seguridad Social, y mostrarles su utilización. Las mutuas pueden, en el desarrollo de esta actividad solicitar la colaboración del INSS.
  2. Asesoramiento en empresas de menos de 50 trabajadores para la adaptación de puestos de trabajo y estructuras para la recolocación de trabajadores accidentados o con patologías de origen profesional. Se desarrolla en empresas pertenecientes a las divisiones y a los sectores de actividad con mayor número de accidentes mortales (anexo I) o en los que se produjeron enfermedades profesionales superando los límites de siniestralidad establecidos en el sistema de alerta de CEPROSS (anexo II)
  3. Actuaciones para el control y, en su caso, reducción de los AT/EP.  Se van a llevar a cabo especialmente en empresas que desarrollen su actividad económica en las divisiones y en los sectores de actividad con mayor siniestralidad laboral (anexo I y II) de modo que pueda disponerse de información que permita analizar el comportamiento experimentado por los accidentes y las enfermedades en aquellas empresas en los años 2022, 2023 y 2024.
  4. Actividades de investigación, desarrollo e innovación para la reducción de las contingencias profesionales. Se establecen por las mutuas que las deben especificar sus respectivos planes de actividades preventivas y deben dirigirse a los siguientes ámbitos de actuación:
  • Sectores y actividades con mayor riesgo;
  • Trastornos musculoesqueléticos;
  • Sustancias peligrosas;
  • Trabajadores vulnerables y colectivos específicos;
  • Factores organizativos y psicosociales;
  • Riesgos emergentes y nuevas tecnologías;
  • Hábitos saludables en el entorno laboral;
  • Pequeñas y medianas empresas;
  • Seguridad vial laboral;
  • Generación de cultura preventiva.

Cada Mutua debe elaborar su respectivo plan de actividades preventivas ajustándose estrictamente a estos programas, actividades y prioridades y teniendo en cuenta la perspectiva de género en su desarrollo.

El plan se financia por la mutua con las disponibilidades presupuestarias existentes para el año 2022, sin que los importes del presupuesto de gastos que se destinen a su ejecución por cada mutua puedan superar el 0,7% de sus ingresos por cuotas efectivamente cobradas por contingencias profesionales del último ejercicio liquidado previo al plan de actividades preventivas.

El plazo para que las mutuas presenten el plan es de 15 días hábiles a partir del 7-5-2022 y durante el primer trimestre de 2023 deben facilitar a la DGOSS la información detallada sobre el plan de actividades preventivas y el coste de su ejecución.

Los planes individuales de las mutuas, y la aplicación de los mismos, una vez aprobados por la DGOSS se publican en sus respectivas páginas web.

Tanto el INSS como el ISM pueden solicitar que estos programas y actividades se dispensen a favor de las empresas y los trabajadores comprendidos en sus respectivos ámbitos de gestión.

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre