Es incorrecto, y no indebido, el cobro de la pensión de jubilación parcial que continúa percibiendo un beneficiario que no solicita la jubilación ordinaria hasta 9 meses después de la extinción de su contrato a tiempo parcial. En consecuencia, el beneficiario no está obligado al reintegro de estas cantidades, que son inferiores a las que pudo haber percibido de haber solicitado la pensión ordinaria de jubilación. Solo cabe el reintegro de la pensión de jubilación parcial por el período en el que se solapó con la pensión ordinaria.

¿Cobro indebido o incorrecto?

Alcanzada la edad de jubilación, el 18-3-2019, se extingue el contrato a tiempo parcial que el trabajador compatibilizaba con la pensión de jubilación parcial. Sin embargo, no solicita la pensión de jubilación ordinaria hasta el 19-12-2019, que se reconoce con efectos económicos desde el 19-9-2019. El INSS declara indebidamente percibida la pensión de jubilación parcial percibida entre el 18-3-2019 y el 31-12-2019 y reclama su devolución al pensionista. Este impugna la resolución del INSS mediante demanda que es desestimada tanto en instancia como en suplicación al considerar los tribunales que la jubilación a tiempo parcial se extingue en el mismo momento en que se extingue el contrato a tiempo a tiempo parcial deviniendo en indebidas las prestaciones percibidas en tal concepto.

Recurre entonces el pensionista en casación para la unificación de doctrina planteando la cuestión relativa a determinar si debe considerarse indebida la pensión de jubilación parcial que continúa percibiendo el beneficiario después de la extinción del contrato a tiempo parcial hasta la fecha de efectos de la jubilación ordinaria solicitada 9 meses más tarde.

El TS recuerda que la pensión de jubilación parcial se extingue, entre otros motivos, por la finalización del contrato a tiempo parcial, que se produjo al cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación (RD 1131/2002 art.16.d). Esto supone que, aunque percibió indebidamente la pensión de jubilación parcial, habría tenido derecho a percibir la pensión de jubilación ordinaria de cuantía superior. No se trata, por lo tanto, de un cobro indebido, sino incorrecto que no puede dar lugar a su reintegro, ya que el beneficiario pudo haber percibido una pensión de mayor cuantía por la jubilación ordinaria.

Esto lleva consigo dejar sin efecto la obligación de reintegro de prestaciones de jubilación parcial percibidas impuesta por el INSS que únicamente procede por el período en el que solaparon las dos pensiones como consecuencia de la retroacción de los efectos del reconocimiento de la pensión de jubilación ordinaria a los 3 meses anteriores a su solicitud.

 

 

información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre