La ITSS ha impuesto a una empresa una sanción de 7.501 euros por publicar una oferta de empleo discriminatoria por razón de sexo, al estar dirigida exclusivamente a hombres, que el JS de Lleida núm 2 ha dejado sin efecto. Considera que el uso de sustantivos indeterminados, como delineante o candidato, no siempre está dirigido a hombres sino que se debe analizar el contexto para comprobar si se trata del empleo de genéricos que designan tanto a hombres como mujeres.

Oferta de empleo discriminatoria

La ITSS levanta acta de inspección a una empresa por la publicación de una oferta de empleo para la contratación de un delineante. Considera que la utilización de los términos “delineante”, “un delineante” y “el candidato” denota que se está solicitando un candidato en sexo masculino lo que constituye una discriminación en el acceso al empleo por razón de sexo recogido como infracción muy grave en el art.16 LISOS. Finalmente, la empresa es sancionada con una multa de 7.501 €.

Desestimado el recurso de alzada, la empresa presenta demanda de impugnación de la resolución sancionatoria. Argumenta que el anuncio utiliza un lenguaje genérico que en ningún caso implica que se esté solicitando un candidato varón. Además, en su defensa, señala que la persona escogida es una mujer y que esta nunca se sintió discriminada por la oferta publicada.

El JS Lleida núm 2 indica que la controversia de si el anuncio de la oferta de empleo es discriminatorio (por referirse a “el candidato”, “delineante” o “un delineante”), se debe analizar teniendo los usos normativos de la lengua española.

Se apoya, para la resolución de la cuestión, en el estudio de la RAE sobre “sexismo lingüístico, femeninos de profesión y masculino genérico” que incorporó al informe sobre el texto de la Constitución en términos inclusivos, elaborado en 2020 a solicitud del Gobierno. Respecto de los sustantivos indefinidos, el estudio señala que deben analizarse en su contexto para comprobar si designan a una persona particular de género masculino o si se refiere a cualquier persona.

En el caso analizado, el JS considera que del análisis del contexto no se desprende un contenido discriminatorio sino el simple uso del singular masculino como genérico. Y lo hace en tres ocasiones claramente genéricas: delineante, un delineante y candidato. Aparte de estos, no se menciona ninguna otra referencia de la que se pueda inferir la exclusión del género femenino. Tiene en cuenta, el JS, que el genérico delineante, aparece en el texto tanto con artículo determinado (el delineante) como sin él (delineante), lo que, a su juicio, refuerza su uso como valor genérico del lenguaje y no como valor específicamente masculino.

Concluye el JS que no resulta suficientemente acreditada la infracción porque el anuncio no ofrece un tratamiento peyorativo por razón del sexo femenino ni la concurrencia de circunstancias discriminatorias, por lo que estima la demanda y revoca la sanción.

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre