Confirma el TS que la cláusula en cuestión es delimitadora del riesgo y que no concurren en el siniestro los requisitos exigidos para la cobertura, no teniendo la aseguradora obligación de indemnizar.

Distinción entre cláusulas delimitadoras y cláusulas limitativas en el seguro de responsabilidad civil empresarial

Una empresa tenía concertada una póliza de seguro de responsabilidad civil con una compañía de seguros, incluyendo una cláusula relativa a la cobertura de responsabilidad civil patronal. En las instalaciones de la empresa se produjo un accidente laboral, en el que un trabajador de la empresa resultó herido. El trabajador lesionado instó un procedimiento civil contra su empresa empleadora, que fue condenada a indemnizarle.

La empresa empleadora demandó a la compañía aseguradora, solicitando que le abonase el importe que tuvo que abonar al trabajador en concepto de indemnización.

La sentencia del JPI desestimó la demanda, al considerar que la cláusula controvertida era delimitadora del riesgo y que en el siniestro no concurrían los requisitos exigidos en la cláusula para su cobertura, por lo que la aseguradora no tenía que indemnizar.

La AP desestimó el recurso de apelación interpuesto por la empresa demandante, considerando que la cláusula litigiosa era delimitadora del riesgo. No estando de acuerdo con el pronunciamiento, la empresa recurrió en casación ante el TS.

La sentencia del TS hace un breve repaso de la Jurisprudencia sobre la distinción entre:

– cláusulas de delimitación de cobertura, que concretan el objeto del contrato y fijan los riesgos que, en caso de producirse, hacen surgir en el asegurado el derecho a la prestación por constituir el objeto del seguro; y

– cláusulas limitativas, que restringen, condicionan o modifican el derecho del asegurado a la indemnización o a la prestación garantizada en el contrato, una vez que el riesgo objeto del seguro se ha producido.

En base igualmente a su doctrina, el TS declara que el contrato que asegure la responsabilidad civil patronal describirá cuál es la conducta infractora del empresario en relación con su empleado que -en caso de accidente- dará lugar a la cobertura por parte de la aseguradora. En el caso concreto, la cláusula discutida establecía tres condiciones acumulativas:

– que haya existido un incumplimiento por parte del asegurado de la normativa que rige la materia (seguridad laboral);

– que exista relación de causalidad directa entre dicho incumplimiento y el accidente sufrido por el trabajador; y

– que se haya incoado un procedimiento administrativo ante el INSS o judicial en la jurisdicción social.

Esta descripción del riesgo no puede considerarse limitativa de los derechos del asegurado, puesto que precisamente lo que hace es definir el objeto del contrato y fijar los riesgos que -en caso de producirse- hacen surgir en el asegurado el derecho a la prestación por constituir el objeto del seguro.

En consecuencia, el TS desestima el recurso de casación de la empresa demandante.

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre