Sentencia Tribunal Supremo | Unificación de doctrina | 11/11/2020

Una vez solicitado el reingreso tras un período de excedencia voluntaria, la empresa debe atender al derecho preferente del trabajador a ocupar las vacantes que se produzcan sin que sea necesario impugnar la denegación de la solicitud de reingreso ni reiterar la solicitud periódicamente.

Este derecho queda vulnerado si, con posterioridad a la solicitud de reingreso y una vez finalizada la excedencia voluntaria,  la empresa lleva a cabo  la transformación en fijos a tiempo completo de trabajadores temporales.

Derecho preferente al reingreso

Una trabajadora con categoría profesional de tripulante de cabina de pasajeros (TCP) solicita excedencia voluntaria desde el  1-11-2010  extendiendo sus efectos, tras sucesivas prórrogas, hasta el 30-4-2013.  El 25-2-2013 solicita la reincorporación al trabajo que le es denegada por no existir en ese momento ninguna vacante.

Previamente a la solicitud, la empresa acuerda con el comité de empresa un calendario para la conversión en fijos a tiempo completo de los contratos de los TCP temporales, de los que 108 se materializan el 25-1-2012, otros 70 en marzo de 2013 y el resto en marzo de 2014. El 15-2-2016, la trabajadora solicita nuevamente la reincorporación que le es denegada por no haberse producido ninguna vacante.

La trabajadora presenta demanda contra la empresa que es desestimada tanto en primera instancia como en suplicación, por lo que recurre en casación para la unificación de doctrina. La cuestión que se plantea consiste en determinar si una vez que la trabajadora, en fecha próxima a finalizar su período de excedencia, solicita el reingreso en la empresa, siéndole denegado, ha de impugnar la negativa o su petición subsiste para cuando exista plaza vacante.

Para el TS, una vez formulada la primera petición, la empresa ya conoce la voluntad de la trabajadora de reingresar en la empresa en la primera vacante que se produzca, por lo que no es exigible que reitere su petición. El hecho de que no impugnara la denegación del reingreso no priva a su petición de virtualidad pues la finalidad de la petición es dar a conocer a la empresa la voluntad de reingresar en la primera vacante que se produzca de igual o similar categoría a la suya.

Una vez solicitado el reingreso, el excedente queda a la espera de que la empresa le reincorpore si existe plaza vacante, y si no existe, de que le reincorpore en la vacante que se produzca sin necesidad de reiterar periódicamente la solicitud de reingreso.

En el caso analizado, la trabajadora solicitó el reingreso el 25-2-2013, naciendo a partir de la finalización del período de excedencia solicitado (30-4-2013) la obligación de la empresa de reintegrarle en la vacante que se produzca con carácter preferente a otros trabajadores.

Por ello, antes de efectuar la conversión de contratos de marzo de 2014, la empresa debió tener en cuenta el derecho preferente de reingreso de la trabajadora y ofrecerle la vacante.

Por ello, el TS estima el recurso y condena a la empresa a readmitir a la trabajadora y a abonar los salarios dejados de percibir por la trabajadora desde el mes de marzo de 2014