Con vigencia desde el 25-4-2024 se modifica el funcionamiento del Registro central de delincuentes sexuales, cuya certificación negativa es necesaria para desempeñar trabajos relacionados con menores. Las empresas, instituciones, ONGs y algunos colegios profesionales podrán solicitar el certificado negativo de los trabajadores que vayan a acceder o se mantengan en dichas profesiones, oficios y actividades, siempre contando con su consentimiento. Hasta ahora, eran los ciudadanos quienes solicitaban y aportaban el certificado negativo al empleador y no era obligatorio presentar la certificación de forma periódica.

Cambios en el Registro Central de Delincuentes Sexuales

La L 8/2021 prohíbe expresamente dar ocupación en profesiones, oficios y actividades  que impliquen contacto habitual con personas menores de edad, a quienes tengan antecedentes en el Registro Central de Delincuentes Sexuales y de Trata de Seres Humanos. Son todas aquellas profesiones, oficios y actividades, retribuidas o no, que por su propia naturaleza conllevan el trato repetido, directo y regular -y no meramente ocasional- con niños, niñas o adolescentes.  Para acceder a estas profesiones, el interesado debe acreditar  que no ha cometido esta clase de delitos, aportando una certificación negativa del Registro de delincuentes sexuales. Este registro, regulado en el RD 1110/2015, incluido el artículo 9 relativo a las certificaciones, ha sido modificado con vigencia desde el 25-4-2024. Las principales modificaciones incluidas son las siguientes:

  1. Se cambia la denominación del registro, que pasa a llamarse Registro Central de Delincuentes Sexuales y de Trata de Seres Humanos.  Por tanto, a partir de ahora, también incluye  información sobre las personas condenadas por trata de seres humanos, con independencia de la edad de la víctima.
  2. Con relación a la vía para acreditar la carencia de antecedentes por delitos sexuales. A partir del 25-4-2023, se habilita a empresas, instituciones, ONGs y algunos colegios profesionales a solicitar el certificado negativo para los  trabajadores que vayan a acceder o se mantengan en dichas profesiones, oficios y actividades, siempre contando con su consentimiento. Hasta ahora, eran los ciudadanos quienes solicitaban y aportaban el certificado a su empleador y solo existía obligación de presentar la certificación, y solo al inicio de la actividad
  3. Se  habilita que las personas de entre 16 y 18 años puedan solicitar este tipo de certificados directamente, y no a través de su tutor o representante legal.
  4. Se agiliza el régimen de certificación de estos antecedentes para los ciudadanos procedentes de otros países de la UE que trabajen o quieran trabajar en España, a través de la interconexión del registro con el Sistema Europeo de Información sobre Antecedentes Penales (ECRIS). Con ello, se asegura que los ciudadanos europeos tengan un certificado de ausencia de antecedentes simultáneo en relación con su país de origen y de España.
  5. Se equipara el régimen de cancelación de las condenas dictadas a personas condenadas por delitos sexuales por parte de jueces o tribunales extranjeros al régimen español, con independencia de la norma que se aplique en el país donde se cometió el delito. En ambos casos se establece la imposibilidad de que los condenados trabajen con menores durante 30 años desde el cumplimiento de la pena.

 

Más información relacionada

Síguenos en LinkedIn


Fuente: Lefebvre