La suspensión de los plazos administrativos establecida por el estado de alarma supone, entre otras consecuencias, la imposibilidad de presentar las solicitudes de renovación de las autorizaciones de residencia y/o trabajo. Mediante esta orden, se establecen prórrogas automáticas con la finalidad de evitar que, una vez se levante el estado de alarma, los extranjeros puedan encontrarse en una situación de irregularidad sobrevenida.

Con carácter general, las prórrogas se extenderán durante toda la vigencia del estado de alarma y hasta que transcurran seis meses desde su finalización. Las situaciones prorrogadas son las siguientes:

1. Autorizaciones temporales de residencia y/o trabajo y autorizaciones de estancia cuya vigencia expire durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas o hayan expirado en los 90 días naturales previos. La prórroga es automática, sin necesidad de emisión de una resolución individual de la Oficina de Extranjería. Las solicitudes de renovación, prórroga o modificación de la autorización prorrogada podrán presentarse en cualquier momento durante la vigencia de la prórroga o hasta los 90 días naturales posteriores a la fecha de finalización de su vigencia.

2. Tarjetas de familiar de ciudadano de la Unión cuya vigencia hubiera expirado durante el estado de alarma o en los 90 días naturales previos a la fecha en que se decretó el mismo.

3.Tarjetas de identidad de extranjero concedidas en base a una residencia de larga duración cuya vigencia hubiera expirado durante el estado de alarma o en los 90 días naturales previos a la fecha en que se decretó el mismo.

4.Estancias de hasta de 90 días expiradas durante la vigencia del estado de alarma, se prorrogan de forma automática, por un periodo de tres meses.  Este periodo debe tenerse en cuenta a efectos de calcular el tiempo máximo autorizado para futuras estancias. No obstante esta validez estará limitada al territorio español.

5. Los visados de larga duración (expedidos al amparo de un Acuerdo de Movilidad de Jóvenes, y los de estancia por estudios de hasta 180 días de duración) cuya vigencia expire durante la vigencia del estado de alarma, se prorrogan durante un período de tres meses desde la finalización del estado de alarma, siempre que su titular se encuentre en España y no haya podido regresar a su país de origen.

Además se permite la entrada en España de los extranjeros, titulares de una autorización, tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión, tarjeta de identidad de extranjero concedida en base a una residencia de larga duración prorrogada o de visados de larga duración de inversores y emprendedores, con la presentación del documento de su documento de viaje válido y en vigor y de la tarjeta de identidad de extranjero  caducada, o en su caso, del visado caducado .

A los efectos de considerar acreditada la continuidad de residencia, no deben computarse las ausencias del territorio español como consecuencia de la imposibilidad de retornar a España por el COVID-19.

Share This