El Tribunal Constitucional rechaza que sea discriminatorio denegar la pensión de viudedad a una mujer casada por el rito gitano ya que la unión así celebrada no tiene validez civil y no puede equipararse a una pareja de hecho al no estar inscrita como tal.

Matrimonio por el rito gitano

Una mujer presenta demanda de amparo ante el Tribunal Constitucional frente a la sentencia del Tribunal Supremo por la que se le deniega la pensión de viudedad después de haber fallecido su pareja con la que estaba unida en matrimonio conforme a los usos y costumbres gitanos.

La pareja convivió, al menos, durante los 15 años anteriores al matrimonio y tuvieron 5 hijos que aparecen inscritos en el libro de familia como hijos naturales de padres solteros.

El motivo por el que el TS deniega la pensión es la falta de acreditación de los requisitos exigidos para acceder a la viudedad pues no estaban unidos por matrimonio válido ni estaban inscritos como pareja de hecho.

Para el TC, no concurre en el caso analizado una forma de discriminación directa de la etnia gitana, sino la consecuencia ordinaria de la decisión personal, libre y voluntaria de no acceder a alguna de las fórmulas de constitución en Derecho del vínculo que da derecho a la pensión de viudedad.

En efecto, los matrimonios celebrados conforme a los usos y costumbres gitanas no tienen en el ordenamiento español efectos de validez civil. Tampoco puede equipararse la unión conforme a los usos y costumbres gitanos con las uniones de hecho debidamente formalizadas pues la inscripción en el registro administrativo de parejas de hecho o la formalización mediante escritura pública es un requisito constitutivo de dicha situación jurídica.

No considera aplicable al caso, por no concurrir las mismas circunstancias, la sentencia del TEDH 8-12-09 que reconoció el derecho a la pensión a una mujer gitana teniendo en cuenta su buena fe y legítima confianza en los plenos efectos del matrimonio gitano dado que la administración así lo venía reconociendo en determinados documentos oficiales (libro de familia, reconocimiento de la condición de familia numerosa, el marido estaba afiliado a la Seguridad Social figurando a su cargo su mujer y sus hijos…).

La sentencia contiene un voto particular que considera que existe discriminación indirecta al denegar la prestación de viudedad a las uniones de vida celebradas conforme a las tradiciones culturales del pueblo romaní que no sean inscritas en los registros específicos.

0
¡escriba un comentario!x
()
x
Share This