El Pleno del TS considera que las personas que desarrollan trabajos sexuales tienen derecho a sindicarse y declara ajustados a Derecho los Estatutos del Sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS).

Sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS)

Las asociaciones Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, presentan demanda de conflicto colectivo solicitando que se declare la nulidad de los estatutos y del acta de constitución del Sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) y, en consecuencia, la disolución de la organización sindical.

La AN estima parcialmente la demanda y declara la nulidad de los Estatutos al considerar incluido en su ámbito funcional (art.4) actividades que, por su naturaleza, no pueden ser objeto de un contrato de trabajo válido como es la prostitución por cuenta ajena. La nulidad del precepto que recoge el ámbito funcional determina la nulidad de los estatutos en su conjunto.

El sindicato OTRAS recurre en casación ante la Sala de lo Social del TS que  analiza si los Estatutos son o no válidos para lo que examina el ámbito funcional de los mismos. De este modo, analiza el art.4 en relación con el art.6 de los Estatutos de donde se advierte que su ámbito funcional se extiende a las actividades relacionadas con el trabajo sexual en todas sus vertientes debiendo entender por tal aquel que se presta por cuenta ajena en el que concurren las notas de laboralidad. Concluye así que el ámbito funcional del Estatuto es conforme a Derecho, sin que tenga cabida la prostitución contraria a Derecho.

Refuerzan esta conclusión las siguientes consideraciones:

  • Si se considera que la prostitución por cuenta propia sí es legal, el sindicato OTRAS puede dar cabida a estas personas;
  • Si el legislador considerase en algún momento que también cabe la prostitución por cuenta ajena, no sería necesario adaptar los Estatutos para darles cabida;
  • La defensa de la libertad sindical desaconseja interpretaciones restrictivas de la misma dando por supuesto que los Estatutos de OTRAS contemplan la asociación de personas que desarrollan una actividad contraria a derecho que queda así legalizada y que quienes incurren en una conducta penalmente perseguida obtienen una eximente.

Concluye así el TS que el ámbito funcional del Estatuto es conforme a Derecho y que las personas que desarrollan trabajos sexuales gozan del derecho fundamental a la libertad sindical y tienen derecho a sindicarse.

Por ello, estima el recurso de casación y considera ajustados a derecho los Estatutos impugnados.


Fuente: Lefebvre

0
¡escriba un comentario!x
()
x
Share This