El RDL 24/2020, de 26 de junio, crea, en su artículo 10, una nueva prestación extraordinaria de cese de actividad para los trabajadores autónomos de temporada que reúnan los siguientes requisitos:

  • haber estado de alta y cotizando en el RETA o Régimen Especial del Mar como trabajador por cuenta propia durante al menos 5 meses en el período comprendido entre el marzo y octubre de cada uno de los años 2018 y 2019;
  • no haber estado en situación de alta o asimilada al alta en el período comprendido entre el 1-3-2018 y el 1-3-2020 como trabajador por cuenta ajena durante más de 120 días;
  • no haber desarrollado actividad ni haber estado de alta o asimilada al alta durante los meses de marzo a junio de 2020;
  • no haber percibido prestación alguna de Seguridad Social durante los meses de enero a junio de 2020, salvo que sea compatible con la actividad de trabajador autónomo;
  • no haber obtenido durante 2020 ingresos superiores a 23.275 €;
  • estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social, sin perjuicio de que pueda ser invitado al pago de las cuotas debidas en el plazo improrrogable de 30 días naturales.

La prestación reconocida presenta las siguientes características:

  • se reconoce en cuantía equivalente al 70% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desempeñada;
  • tiene una duración máxima de 4 meses;
  • se puede solicitar hasta el mes de octubre de 2020. Los efectos se reconocen en función de la fecha de solicitud:
    • si se solicita antes del 16-7-2020: a partir del 1-6-2020;
    • si se solicita en un momento posterior: a partir del día siguiente de la presentación de la solicitud;
  • durante su percepción el trabajador permanece de alta o asimilada en el régimen de SS que corresponda y no existe obligación de cotizar
  • es incompatible con: el trabajo por cuenta ajena; cualquier prestación de Seguridad Social , salvo que sea compatible con la actividad como trabajador por cuenta propia; con el trabajo por cuenta propia que genere ingresos, en 2020, superiores a 23.275 €; y con las ayudas por paralización de la flota.

La gestión de la prestación para autónomos de temporada corresponde a las MCSS o al ISM. Estas entidades emitirán una resolución provisional estimando o desestimando el derecho, que serán revisadas a partir del 31-1-2021. Para ello, se recabarán los datos tributarios correspondientes al segundo semestre de 2020 directamente del Ministerio de Hacienda o, si ello no fuera posible, de los propios beneficiarios. A estos efectos, los autónomos que hayan sido requeridos deberán aportar la siguiente documentación:

  • copia del modelo 390 de declaración resumen anual IVA del año 2020;
  • copia del modelo 130 de autoliquidación en pago fraccionado del IRPF del cuarto trimestre de 2020. Los autónomos que tributen por estimación objetiva (modelo 131) deberán aportar cualquier medio de prueba que acredite los ingresos.

Si de la revisión se deduce que el interesado no tiene derecho a la prestación, se inicia el trámite de reclamación de cantidades indebidamente percibidas. El ingreso de las cantidades reclamadas no conlleva intereses o recargo, salvo que se efectúe fuera del plazo fijado para ello en la resolución dictada por la TGSS.

Los trabajadores autónomos de temporada pueden renunciar a la prestación en cualquier momento anterior al 31-8-2020, surtiendo efectos a partir del mes siguiente a su comunicación. También pueden devolver la prestación, por iniciativa propia, cuando consideren que los ingresos en 2020 van a superar los 23.275 €.

Share This