Sentencia del Tribunal Supremo | Unificación de doctrina | 15/07/2020 | Res: 650/2020

El Tribunal Supremo declara que el trabajo a tiempo parcial compatible con la jubilación flexible requiere la existencia de un contrato de trabajo celebrado entre empresario y trabajador.

No es posible la compatibilidad con el trabajo por cuenta propia, porque no cabe el alta parcial en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Incompatibilidad de la actividad cuenta propia y la jubilación flexible

El trabajador pensionista con jubilación en el RETA comunica a la Seguridad Social que va a iniciar una actividad a tiempo parcial como supervisor de obra, para la que cursa su alta en el Régimen General de la Seguridad Social (RGSS), solicitando la jubilación flexible.

Aunque inicialmente es reconocida, posteriormente la Seguridad Social entiende que la actividad desarrollada debió haber sido encuadrada en el RETA y solicita la devolución de las cantidades indebidamente percibidas y la extinción de la jubilación flexible.

Según el criterio de la Seguridad Social, el solicitante tiene el control efectivo de la sociedad para la que presta servicios y  consta como miembro del consejo de administración y socio mayoritario.

Disconforme con esta decisión, el trabajador presenta demanda que es estimada en primera instancia y confirmada en suplicación. Disconformes,  el INSS y la TGSS interponen recurso de casación para la unificación de doctrina.

La cuestión que se dilucida en el recurso consiste en determinar si es posible acceder a la jubilación flexible cuando el jubilado pretende compatibilizar dicha situación con una actividad por cuenta propia que requería el encuadramiento en el RETA.

Para resolver la cuestión, el Tribunal Supremo recuerda que la LGSS/94 art.165 (LGSS/15 art. 213) y  el RD 1132/2002 art.4 y 5 que lo desarrolla establecen que, con carácter general, la pensión de jubilación contributiva es incompatible con el trabajo del pensionista.

No obstante, se permite compatibilizar la pensión de jubilación con un trabajo a tiempo parcial, dentro de los límites de jornada a que se refiere el ET art.12.6, con la consecuente minoración de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, en relación a la de un trabajador comparable.

Existencia de contrato entre empresa y trabajador

Acudiendo a la interpretación terminológica y sistemática, el  trabajo a tiempo parcial compatible a que se refiere el RD 1132/2005 requiere la existencia de un contrato celebrado entre empresario y trabajador.

Considera el Supremo que no es posible su compatibilidad con el trabajo por cuenta propia, porque no cabe el alta parcial en el RETA, ya que la actividad profesional de un autónomo, por su propia naturaleza, no está sometida en principio a límites temporales.

También analiza los restantes supuestos de compatibilidad de la pensión de jubilación con una actividad por cuenta propia –mantenimiento de la titularidad del negocio de que se trate y con el desempeño únicamente de las funciones inherentes a dicha titularidad (OM 24-9-70 art.93) y realización de trabajos por cuenta propia cuyos ingresos anuales totales no superen el SMI (LGSS/94 art.165.4)– considerando que, en el supuesto enjuiciado, estos supuestos no han sido acreditados.

Por todo ello, se estima el recurso planteado por el INSS y la TGSS, revocando la sentencia dictada por el Juzgado de lo social.

0
¡escriba un comentario!x
()
x
Share This