¿Perteneces a la generación baby-boom nacida entre 1950-1970? Esto te interesa… Muchos de vosotros estaréis pensando, o planteándoos, a qué edad jubilaros. Seguramente os preguntéis por el importe de vuestra pensión de jubilación.

A continuación, analizaremos las principales novedades que afectarán no solo a los llamados baby boomers.

El nuevo anteproyecto de la reforma de las pensiones aprobado este último martes en Consejo de Ministros, con entrada en vigor prevista a principios de 2022, trae su base en lo dispuesto en el apartado 30 del Plan de Recuperación impuesto por Bruselas, y persigue la búsqueda de sostenibilidad del sistema de pensiones.

Esa búsqueda de sostenibilidad del sistema de pensiones afectará, “como inoportunamente mencionó el ministro Escrivá”, principalmente a la generación baby-boom, al ser una generación con una mayor natalidad en comparación con otras.

Cabe mencionar, que, de seguir con esta tendencia, en tan solo 30 años, habrá un 70% más de jubilados. Tras la nueva reforma, todo apunta a que estos últimos básicamente deberán optar entre trabajar más años o ver mermada la cuantía de su pensión de forma significativa.

Estas medidas se encuentran a la espera de negociación con los agentes sociales, junto con la “búsqueda de solidaridad y equidad intergeneracional”, previsiblemente este otoño-invierno.

Medidas clave de la reforma de las pensiones

Entre las novedades más importantes aprobadas este martes dentro del primer paquete de medidas para la reforma de las pensiones:

  • La revalorización de las pensiones contributivas, según el IPC del año anterior. Si la inflación es negativa, este porcentaje no se descontará.

  • Recoge un aumento significativo en el “incentivo” por atrasar la jubilación más allá de la edad ordinaria (pudiendo obtener hasta un 4% más por año, optar por una cantidad al alza o, una mezcla entre ambas opciones); y en contrapeso, una mayor penalización en los coeficientes reductores por jubilación anticipada. Estos coeficientes pasan a aplicarse sobre la cuantía de la pensión, y no sobre la base reguladora.

  • Las cláusulas de jubilación forzosa en convenios podrán mantenerse durante 3 años desde 2022, no pudiéndose incluir en nuevos acuerdos desde dicho año. Así queda retirada la posibilidad de jubilación forzosa a menores de 68 años. De ser así, a este trabajador se le garantizará el 100% de su pensión, y el empresario deberá contratar a otro empleado con contrato indefinido y a jornada completa.

  • Para el cálculo de la pensión; el número de años que se tienen en cuenta pasará de 15 a 25 años de forma gradual.

  • Otra novedad se da en que los jóvenes que entren al mundo laboral con programas formativos sin cotizar, pasando a cotizar al igual que un contrato formativo.

  • Por último, el anteproyecto, hace referencia a la fuente de ingresos con la que se nutrirá la Seguridad Social para hacer frente a los gastos. Lo hace fortaleciendo la fuente de ingresos con una transferencia anual del Estado a la Seguridad Social, fijando cada año, qué prestaciones serán financiadas por dicha transferencia.

Mención especial a los trabajadores autónomos, con la novedad de que, de forma transitoria, sus bases mínimas se igualarán a las del Régimen General, igualando así su protección y reconociéndoles los mismos beneficios.

En cuanto a los empleados del Régimen Especial Agrario, pasarán a obtener una misma protección y unas mismas prestaciones que el Régimen General.

Con esta reforma, quedarán derogados dos de los pilares fundamentales de la anterior reforma de pensiones de 2013: primero, el tope fijado en un 0,25% anual en la subida de pensiones según el índice de revalorización de pensiones; segundo, la búsqueda de la sostenibilidad del sistema de pensiones en base a la esperanza de vida de cada beneficiario.

De esta forma, y siguiendo los pasos de esta reforma, se prevé que para mediados del siglo veintiuno, la edad real de jubilación (actualmente 64 años y medio), se incremente en dos años.

Sostenibilidad del sistema de pensiones

En mi opinión, si no conjugamos el incentivo de alargar la vida laboral de los beneficiarios, con la penalización por coeficientes de anticipar la jubilación, en unos años el sistema de pensiones no podrá sustentarse: habrá más jubilados que personas en activo y el sistema podría verse gravemente dañado a la hora de sufragar las pensiones. Salvo que se produzca un incremento significativo del salario medio y sus correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social.

Tendremos que esperar hasta noviembre, mes en el que los agentes sociales establecerán el factor de equidad que sustituirá al actual factor de sostenibilidad, que garantice la sostenibilidad del sistema de pensiones basándose, como hemos mencionado, en la solidaridad intergeneracional, que tiene previsto entrar en vigor en 2027.

Además, está previsto que se incluya un segundo paquete de medidas, que queda pendiente de negociar para el segundo trimestre de 2022.


Ana María Meneses | Área Legal de Key Iberboard

1
0
¡escriba un comentario!x
()
x
Share This